Ciudades

Selecciona tu emisora

Sargento señaló al coronel (r) Mejía de recibir información proveniente de las AUC

La W revela la versión voluntaria del suboficial (r), quien es uno de los 15 militares imputados por la JEP por falsos positivos en el Batallón La Popa.

La W tuvo acceso a la versión voluntaria que rindió ante la Jurisdicción Especial de Paz (JEP) el sargento Manuel Valentín Padilla. Foto: Proporcionada por Rafael Aristizábal

La W tuvo acceso a la versión voluntaria que rindió ante la Jurisdicción Especial de Paz (JEP) el sargento Manuel Valentín Padilla, antiguo agente de inteligencia externa del Batallón La Popa durante la comandancia del coronel (r) Hernán Mejía y parte de la dirección del coronel (r) Juan Carlos Figueroa.

Padilla Espitia es uno de los 15 militares imputados por falsos positivos en esa unidad militar.

Durante la diligencia el sargento (r) narró que a su llegada al Cesar fue retenido en un retén por las Autodefensas en una ocasión y que, al denunciar lo sucedido al coronel (r) Mejía, la única respuesta que le dio fue que "tuviera cuidado".

Al mismo tiempo, reveló que, por cuenta de su trabajo en el que terminó fungiendo de enlace con grupos paramilitares, le entregaba información proveniente de esa fuente ilegal al coronel Mejía quien, según él, tenía conocimiento de dónde salía esa información y el vínculo de su subordinado.

"Yo le dije al señor (Mejía) que había caído en un retén de los señores de las Autodefensas y me dijo que tuviera mucho cuidado (...) a veces yo le decía cuando era de las AUC la información que me la habían entregado gente de los paramilitares", manifestó en la versión conocida por La W.

A su vez, Padilla sostuvo que nunca recibió directrices desde el Comando del Batallón en las que le exigieran atacar a la Autodefensas.

En relación con las ejecuciones extrajudiciales reportadas por el Batallón La Popa, manifestó que pudo notar irregularidades en por lo menos una de las "bajas reportadas". Padilla señala que el coronel Mejía lo llamó y le encomendó una "misión especial": llevar a una tropa hasta un sector llamado Sabana de Crespo en la que encontró el cuerpo que iban a reportar, pero no había ningún soldado en esa área ni rastro de combate.

"Sospeché que esa baja no era en combate porque no hubo encuentros, no hubo disparos. El señor (Mejía) me dio la orden y cuando llegamos había una persona muerta ahí. Posteriormente en la prensa salió que había sido un combate y no fue un combate" narró Padilla.

Durante la versión voluntaria, manifestó también que en una ocasión se reunió con paramilitares como David Hernández, alias ‘39’, y con ganaderos del departamento del Cesar.

Escucha la radio en vivo

W Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

WRadio Colombia

Compartir

W Radio

¿Desea ser el primero en conocer las noticias y los personajes de Colombia y del mundo?