Ciudades

Selecciona tu emisora

En qué van las investigaciones por remodelación del estadio Alfonso López de Bucaramanga

Sigue La W obtuvo detalles de un principio de oportunidad que supuestamente salpican directamente al exgobernador y hoy senador de Cambio Radical Richard Aguilar.

Estadio Alfonso López de Bucaramanga/ imagen de referencia . Foto: Colprensa

El escándalo por las irregularidades en la contratación para las obras del reforzamiento estructural del estadio Alfonso López de Bucaramanga no tiene fin, Sigue La W obtuvo detalles de un principio de oportunidad que supuestamente salpican directamente al exgobernador y hoy senador de Cambio Radical Richard Aguilar.

En octubre de 2018 fueron capturados Claudia Yaneth Toledo, exsecretaria de infraestructura de la Gobernación de Santander (2012-2015); Lenin Darío Pulido, esposo de Claudia Toledo y quien se dice fue subcontratista de la obra, y Andrés Mauricio Diaz, interventor del contrato. Los tres, por los delitos de interés indebido en la celebración de contratos y peculado por apropiación.

La pareja de esposos, desde hace más de un año, está buscando un principio de oportunidad y la información que posee da cuenta de cómo se habrían desviado los recursos y cómo supuestamente se amañó el contrato para favorecer al contratista a cambio de recibir una millonaria coima.

Claudia Toledo le dijo a los investigadores que en el año 2015 se suscribió el contrato con el Consorcio Unión Temporal Reforzamiento, de la cual hace parte la firma INGREAM SAS y cuyo representante legal es Octavio Reyes, con quien se habría pactado el pago de una coima de 2.900 millones de pesos, correspondiente al 15 por ciento del total de la obra, que supera los 22 mil millones de pesos.

Toledo en su confesión también dijo que en esa época supuestamente se creó un grupo para direccionar toda la contratación en el departamento de Santander; es decir, dicho grupo se habría encargado de perfilar los requisitos y condiciones para que determinados contratistas se quedaran con las obras. Adicionalmente allí se habrían pactado los porcentajes de las coimas que se recibirían por los contratos

Con estas exigencias acordadas, era obvio que los demás proponentes no lograban cumplir con los requisitos y en consecuencia perdían las licitaciones. Toledo agregó que este grupo se reunía en una casa en la ciudad de Bucaramanga en una especie de oficina paralela y que allí habría jugado un papel importante Carlos Mario Lopera Giraldo, oriundo de Medellín y quien fue asesor para la contratación en el departamento.

La W tuvo conocimiento que Claudia Toledo, en dos sesiones fue escuchada en la Corte Suprema de Justicia, específicamente por el magistrado César Augusto Reyes y en dicha diligencia le explicó cómo se hizo la entrega del contrato para el reforzamiento estructural del estadio Alfonso López.

Adicionalmente reveló que supuestamente al entonces gobernador Richard Aguilar se le envió parte del dinero de la coima. Toledo aseguró que fueron cerca de 600 millones de pesos, entregados a un escolta motorizado del exgobernador, en dos bolsas negras y que el dinero restante del soborno sería entregado por el contratista a Octavio Reyes, quien aparentemente incumplió.

Además de la declaración habría entregado conversaciones de WhatsApp, correos electrónicos y documentos que supuestamente evidencian la manera como se adjudicaron irregularmente los contratos.

Según se conoció, el magistrado Reyes, ante semejante declaración, habría enviado una carta a la Fiscalía General donde se estaría sugiriendo que se tenga en cuenta la declaración de Claudia Toledo en todo este escándalo de corrupción, porque su colaboración para el esclarecimiento de los hechos es importante y eficaz.

Sin embargo toda esta colaboración para que se inicie formalmente nuevas líneas de investigación depende de la aprobación del principio de oportunidad de Claudia Toledo y su esposo Lenin Darío Pulido con la Fiscalía.

Dicho principio, en el que también se comprometen los esposos a devolver 150 millones de pesos, que supuestamente recibieron como parte de la coima, llegó el pasado mes de agosto al despacho del entonces fiscal general (e) Fabio Espitia; es decir, lleva cerca de siete meses sin que se avale para ser presentado ante un Juez de Garantías y se suspenda la investigación contra Claudia Toledo y Lenin Darío Pulido a cambio de su colaboración con la justicia.

Ahora está en manos del fiscal general Francisco Barbosa, que se revise el acuerdo, que se evidencie la eficaz colaboración de la pareja de esposos, que se avale y de este modo se ordenen nuevas investigaciones contra otros funcionarios de la gobernación presuntamente vinculados para la época de los hechos que rodearon el contrato para el reforzamiento estructural del estadio Alfonso López de Bucaramanga. 

Escucha la radio en vivo

W Radio

Programación

Último boletín

Ciudades

Elige una ciudad

WRadio Colombia

Compartir

W Radio

¿Desea ser el primero en conocer las noticias y los personajes de Colombia y del mundo?