Escuche ahora

Boogie Nights

Programación W


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Las cuestionadas alianzas de la candidata de La U a la alcaldía de Cartagena

La exalcaldesa (e) Yolanda Wong recibió el aval de manos del director de esa colectividad Aurelio Iragorri. Wong es ahijada de una cuestionada casa política de ese partido.

Yolanda Wong Baldiris recibiendo el aval de manos de Aurelio Iragorri, presidente del partido de La U. Foto: Cortesía.

En medio de un hermetismo y fuera del acto oficial en el que este miércoles el partido de La U entrega aval a sus candidatos a alcaldías y gobernaciones, la tarde de ayer martes el presidente de esa colectividad, Aurelio Iragorri, le entregó el aval a la abogada Yolanda Wong Baldiris para que aspire a la alcaldía de Cartagena.

Wong Baldiris ya había sido candidata de esa colectividad a la Gobernación de Bolívar en las regionales de 2015, pulso que perdió con el liberal Dumek Turbay. En 2016, fue nombrada por el entonces alcalde Manolo Duque como directora de la Escuela de Gobierno y posteriormente fue secretaria del Interior. En 2018, fue ratificada por Quinto Guerra y cuando este fue suspendido, ella fue designada como alcaldesa por el entonces presidente Juan Manuel Santos.

Durante su encargo, Wong le entregó a dedo 11 contratos a la polémica Edurbe (Empresa de Desarrollo Urbano de Bolívar) que acumula una larga lista de obras mal hechas e inconclusas. A esos contratos, que suman más de $67 mil millones, la Procuraduría le puso la lupa y emitió un control de advertencia por esa contratación.

Además de esa contratitis con Edurbe, a la abogada le critican sus alianzas con las casas políticas cuestionadas que han tenido injerencias en las ultimas alcaldías y que son vistas como corresponsables de la crisis político-administrativa en la que está la ciudad.

La alianza con los García Zuccardi

Aunque cuando aspiró a la Gobernación no tenía el respaldo de los García Zuccardi, desde su paso por la alcaldía de Cartagena, Wong es aliada de esa cuestionada casa política, que lideran los exsenadores Juan José ‘Juancho’ García, condenado por corrupción y Piedad Zuccardi, en juicio por parapolítica. Esa casa milita en el Partido de La U, colectividad de la que es senador su hijo y heredero político Andrés García Zuccardi y el representante Alonso Del Río, viejo aliado de ese grupo.

Vía el respaldo que le ha dado esa cuestionada familia, Wong fue ratificada como secretaria del Interior cuando Quinto Guerra ganó la alcaldía y posteriormente, tras su suspensión, ellos ayudaron a que el presidente Santos la designara como mandataria encargada.

Esa alianza quedo evidencia aquí en La W, cuando la propia exalcaldesa reconoció que atendía en su despacho en el Palacio de la Aduana, en horas de la noche, a Juancho García. Según se supo en ese momento, en esas reuniones ambos acordaban repartijas burocráticas, algo que fue negado por Wong, quien señaló que de lo que hablaban era “de reforma al estatuto tributario de la ciudad” y de “algunos temas de impuestos” de empresas cercanas a García.  

Ahora el nombre de Yolanda Wong para que fuera la ungida de La U fue propuesto por los García, lo que evidencia que es la carta con la que ese polémico grupo busca seguir mandando en La Heroica.

Lo que le dio a los Blel

Otra de las casas políticas cuestionadas que terminaron favorecidas por Wong fue la casa Blel, del exsenador Vicente Blel, condenado por parapolítica y quien mantiene poder en el congreso en cabeza de su hija, la senadora conservadora Nadia Blel Scaff. Ahora busca fortalecer su poder en el departamento con la candidatura de su hijo Vicente Blel Scaff a la Gobernación de Bolívar, aspiración que ya tiene aval de los godos.

Durante su encargo, Wong les aumentó la fuerza burocrática nombrando a varias de sus cartas en entidades clave: en el Instituto de Recreación y Deportes de Cartagena (desde donde se están manejando millonarios recursos de cara a los Juegos Nacionales 2019), en la Escuela Taller (que es la encargada de administrar los murallas y fortalezas de la ciudad incluidos los recursos que recaudan por entradas de turistas), y en el Instituto de Patrimonio y Cultura (entidad que regula todo lo relacionado con el patrimonio y la cultura en la ciudad).

Aunque aún no es claro que esta casa política termine respaldándola es evidente que terminó consintiéndolos.