Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Director Frank Ariza afirma que "el cine tiene más corazón" que la televisión

El director y productor español señaló que a diferencia de la televisión "el cine tiene más corazón" y es el " vehículo para transmitir las emociones desde el punto de origen".

"El cine es para sentirte reflejado, la televisión aún es para divertirte, para pasar el tiempo", agregó Ariza. Foto: Getty Images

En declaraciones a Efe en Miami, donde ha presentado en el festival Indie Pasion su debut en la dirección cinematográfica, "Ay, mi madre", el barbateño (Andalucía) concedió que hoy en día la pequeña pantalla se puede parecer al cine "en muchas cosas, pero el corazón no es el mismo y nunca lo será", en gran medida porque "las ideas nacen de otras inquietudes".

"El cine es para sentirte reflejado, la televisión aún es para divertirte, para pasar el tiempo", agregó Ariza, quien defendió que la gran pantalla te permite todavía "ser tu mismo", mientras que la televisión se apunta a las tendencias y además todo está "más sistematizado".

"El tempo y el ritmo de la escena te lo marcan en un algoritmo", señaló el productor, que en los últimos años ha estado detrás de varias series televisivas, como "El Continental", o "Perdóname, señor", donde ha contado en su elenco con Estefanía de los Santos y Paz Vega, actrices que también aparecen en "Ay, mi madre".

Le puede interesar: Película denuncia impunidad de responsables de desapariciones en Guatemala

En ese sentido, el realizador señaló que a festivales como el Indie Pasion, iniciado en Miami el pasado jueves y que proyecta una veintena de largometrajes y documentales de Iberoamérica, hay que "ponerle un piso en agradecimiento" por ofrecer una ventana al cine producido en esos países.

En su caso, su agradecimiento es especial, y considera "un honor" haber sido incluido en la programación de la tercera edición de esta cita cinéfila de Miami, dado que los festivales suelen ser "más restrictivos" respecto a la comedia.

Aun así, reveló que ya tiene confirmada la participación de "Ay, mi madre" en ocho festivales internacionales para los próximos meses.

Sobre su debut en el largometraje, estrenado el pasado 29 de marzo en salas españolas, se mostró contento con el recibimiento y ahora la lucha está mantenerse en los cines. "Esto es como un reality: seguimos", dijo.

Detrás de la trama de la película, en la que María (Estefanía de lo Santos) vuelve a su pueblo para encargarse del funeral de su madre, con la que no se llevaba bien, está la idea de que "los recuerdos siempre deben ser bonitos, porque viviremos con ellos", señaló.

"Suelen ser las últimas imágenes las que te vienen a la cabeza, y siempre preferirás las de alegría que las de tristeza", agregó.

La cinta, cuya gestación partió de la historia que le contó una amiga en torno a la mortaja que eligió una familiar para ser enterrada, está graneada del humor característico del sur de España.

"Solo en Andalucía nos reímos mucho de nuestras penas, y eso es importante a la hora de afrontar la vida", resalta el director, quien precisó que justo los velatorios se convierten en un punto de encuentro en el que "normalmente los familiares acaban riéndose todas la noche".

Lea también: Bogotá cuenta con cerca de 2.000 empresas relacionadas con el sector músical​​​​​​​

Ariza tiene previsto comenzar en los próximos meses su nuevo proyecto cinematográfico, una suerte de "dramedia" (mezcla de comedia y drama) que se rodará en México, y debe también preparar series tanto en España como en América Latina.

El III Festival de Cine Iberoamericano Indie Pasión coronó como mejor película en una gala celebrada la noche del sábado a la chilena "... Y de pronto el amanecer", del director chileno Silvio Caiozzi, mientras que la coproducción entre Argentina e Italia "Soledad", de Agustina Macri, obtuvo una mención especial.

El documental "Vamos", de Braulio Rodríguez, ganó en su categoría, mientras que "Dime", de Samuel Miró, hizo lo propio como mejor cortometraje. "Piel Canela", de Michelle Salcedo, se hizo merecedora de una mención especial en este apartado.