Actualidad

Países deben ser ambiciosos y novedosos para enfrentar la migración: canciller en Cumbre Mundial sobre la Diáspora en Irlanda

La alta funcionaria pidió más y mejores proyectos para los migrantes.

Marta Lucía Ramírez Cumbre Mundial sobre la Diáspora en Irlanda. Foto: Cancillería

La vicepresidente y canciller, Marta Lucía Ramírez, inició su participación en la Cumbre Mundial sobre la Diáspora, organizada por la Organización Internacional para las Migraciones en Dublín, Irlanda.

La alta funcionaria inició su intervención asegurando que esta reunión ocurre en un contexto crítico de incremento de los flujos migratorios a nivel mundial y obliga a todos los países evaluar la eficiencia del sistema multilateral y las capacidades regionales frente a las migraciones, como un paso fundamental para abordar un fenómeno que seguramente seguirá creciendo.

Vea aquí

En este sentido, aseguró que “la situación en Venezuela nos demuestra la incapacidad colectiva para prever situaciones tan críticas, que hoy con su caso, sumado a la terrible crisis de Siria y Ucrania, que antes de finalizar este verano afectarán a más de 15 millones de seres humanos que necesitan respuestas mucho más efectivas”.

Recordó también el caso de Nicaragua, donde es previsible que pueda haber un aumento en el flujo migratorio, debido al afianzamiento de la dictadura en el país durante las últimas 6 semanas.

“Para crear condiciones para que los migrantes contribuyan plenamente al desarrollo sostenible en todos los países, debemos ser novedosos y ambiciosos en la forma en que abordamos la migración: la respuesta humanitaria debe limitarse a un corto plazo y ser rápidamente reemplazada por esquemas de incorporación, a través de oportunidades de trabajo y emprendimiento para los migrantes, que les permitan tener condiciones adecuadas de vida para ellos y sus hijos y aportar al desarrollo económico de los países que los han acogido”, aseveró la alta funcionaria.

Explicó que esta incorporación es fundamental, especialmente para los menores de edad, que constituyen el 42% de los migrantes del mundo, a quienes se les deben brindar oportunidades que vayan más allá de lo puramente asistencial a sus padres.

Finalmente, la vicepresidente y canciller fue enfática al explicar que no se puede normalizar el fenómeno de la migración, con la escala y por las causas que la estamos viendo actualmente, de esta forma invitó a los participantes a adoptar un marco común de mínimos de atención e integración a los migrantes que parta de dos principios complementarios: la corresponsabilidad y la humanidad.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

W Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Señales

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad