Actualidad

Duque defendió ante la ONU su plan de “Paz con Legalidad” en Colombia

Duque, que calificó de “genocidio” la intervención militar rusa en Ucrania, dijo: “no se habla de paz por quienes están sembrando la guerra y la desolación”.

Iván Duque. Foto: Getty / NurPhoto

Colombia

El presidente Iván Duque, defendió este martes ante el Consejo de Seguridad de la ONU los avances de la reinserción de excombatientes de las Farc y el desarrollo de zonas que durante décadas fueron pasto de la violencia del conflicto armado.

La paz es un deber y un derecho de obligatorio cumplimiento”, dijo Duque, que participó por iniciativa propia por primera vez en este foro de la ONU, del que depende la Misión de Verificación de Naciones Unidas de los acuerdos de paz en Colombia.

Pese a la violencia en algunas zonas, que imputó a guerrillas como el Ejército de Liberación Nacional (ELN), a disidentes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc) y cárteles de la droga, en particular el Clan del Golfo, el presidente defendió el legado del acuerdo de paz de 2016.

En total, unos 6,6 millones de personas que viven en los 170 municipios de estas zonas se han beneficiado del programa ‘Paz con Legalidad’, como Duque ha rebautizado al acuerdo, que, aseguró, tiene un enfoque “integral”.

Le puede interesar

Durante su gobierno, dijo, prorrogó otros 10 años la Ley de Víctimas, hasta 2031, y otorgó 358.000 indemnizaciones, mediante una inversión de 3.080 millones de dólares.

Asimismo, señaló se mantiene el apoyo a más de 12.828 excombatientes que debía concluir en 2019. De estos, 8.600 han desarrollado proyectos productivos o emprendimientos económicos, recordó con orgullo.

La paz con legalidad es una realidad”, sostuvo en la tribuna del máximo organismo de la ONU, y aseguró en la recta final de su mandato, el próximo 29 de mayo está prevista la primera vuelta de la elección presidencial, que no éste no es “un asunto político y electoral ni ideológico”, sino el propósito “colectivo” de todo el país y sus instituciones.

En Colombia, no hay enemigos de la paz dentro de la institucionalidad y en la democracia: todos la queremos”, indicó Duque.

Actualmente, el “mayor enemigo de la construcción de la paz en Colombia”, dijo Duque a la prensa, y pidió “corresponsabilidad” a los países consumidores de droga para acabar con el comercio.

Poco antes, el jefe de la Misión de Verificación, de la ONU en Colombia, Carlos Ruiz Massieu, recordó que los esfuerzos para la consolidación de la paz en Colombia se deben sobre todo a la “perseverancia del Estado colombiano y a las antiguas FARC-EP”, así como al “apoyo decidido de la sociedad civil, las víctimas y las comunidades de todas las regiones”.

Violencia

Tras la intervención de Duque, la mayoría de los representantes de los 15 países que integran el Consejo de Seguridad manifestaron su preocupación por la violencia, al igual que lo hace el último informe trimestral del secretario general de la ONU, António Guterres, presentado a finales de marzo.

Dicho informe reitera una vez más que los principales retos del acuerdo de paz es la “creciente violencia en algunas regiones”, que azota en particular a las comunidades indígenas y afrocolombianas, así como “persistir en la implementación integral” del mismo.

Sólo en los tres meses que abarca el informe del jefe de la ONU, fueron asesinados 11 excombatientes, elevando el total a 315 desde las firma de los acuerdos. Asimismo, advierte, el informe, muchos candidatos a las recientes elecciones legislativas se retiraron al temer por su vida.

El pasado 28 de marzo, otras 11 personas fueron asesinadas en un incidente en la ciudad de Puerto Leguizamo en el departamento de Putumayo. Las autoridades colombianas aseguraron que el incidente fue una operación de las fuerzas armadas contra grupos disidentes de las FARC-EP, pero testigos locales y organizaciones de la sociedad civil aseguran que hubo civiles muertos, entre ellos un líder indígena y un adolescente de 16 años.

Pero lo que indignó a Duque, que le hizo pedir de nuevo la palabra al final de la sesión, fueron los comentarios del embajador ruso, Vassily Nebenzia, que criticó entre otras cosas que “Paz con Legalidad no fue aprobado por el Consejo de Seguridad”.

Duque, que calificó de “genocidio” la intervención militar rusa en Ucrania, dijo: “no se habla de paz por quienes están sembrando la guerra y la desolación”.

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

W Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Señales

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad