Escuche ahora

Deportes W

Con Andrés Torres


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

A Iván Duque le pongo un 2.5: el profesor Sergio Fajardo

El excandidato presidencial Sergio Fajardo, habló de todo lo que está actualmente sucediendo en nuestro país.

Sergio Fajardo. Foto: W Radio

El excandidato presidencial Sergio Fajardo, habló en La W, de todo lo que está actualmente sucediendo en nuestro país.

En primer lugar explicó lo que está haciendo en la actualidad, “estoy trabajando en el Tecnológico de Monterrey. Cada mes voy a dar clases de liderazgo político, políticas públicas y me va muy bien. Me gusta mucho México y su gente”.

También aseguró que estará pendiente de las elecciones locales pero que “son más difíciles porque las discusiones de cada región son distintas. Me gusta mucho estar en la calle, trabajo para ellos”.

Sobre esto agregó “hay varios candidatos nuestros con los que estamos trabajando con el espíritu de la Coalición Colombia”.

De otra parte, se refirió al caso de Jesús Santrich y dijo que es un tema desata muchos demonios, “a mí me causa mucho malestar lo que está pasando con él.  Ha pasado más de un año en esta película y no ha pasado nada”.

Para él, se debe extraditar al exguerrrillero pero “no porque sea mi posición sino porque las Cortes lo deben determinar y son las que lo deben enviar a la cárcel”.

Además habló respecto al momento en el que Iván Duque llamó "mafioso" a Jesús Santrich, “yo no habría usado esa palabra. Las personas que conducimos la sociedad tenemos que dar ejemplo”.

Y añadió “yo creo que Duque no ha usado la palabras adecuadas en el caso Santrich, usa términos politizados que incitan sus barras bravas y eso no está bien. Él es un demócrata, pero no le queda bien como presidente expresarse así”.

“Yo puedo estar en descuerdo pero las palabras son importantes, no podemos convertir a Santrich en el antihéroe de todos los días” finalizó el tema.

De otro lado, explicó que desde su perspectiva “este país no tiene rumbo, no pasó nada con el pacto nacional y tampoco con la ley anticorrupción. Lo que yo veo desde la calle es que hay mucha inconformidad”.

Señaló que es necesario ponerle atención a la violencia, “la prevención de la violencia en Colombia se les deja a los alcaldes, pero no nos estamos preocupando de manera sistemática por que los jóvenes no ingresen al círculo de violencia”.

Para él, las heridas que tiene Colombia, no se están sanando, y la solución para hacerlo es pasar la página y dejar atrás el triste capítulo del conflicto armado, “

“Si el presidente está hablando de Santrich y de la JEP todo el tiempo, ¿en qué proyectos estamos trabajando?” se cuestionó.

También habló de Álvaro Uribe y dijo hay que evaluar de qué manera está dirigiendo su partido. “No se puede que olvidar que él es el líder político con más influencia en los últimos tiempos, él ha puesto el presidente los últimos 20 años” aseguró.

Por otro lado, aseguró que el debate de moción de censura al ministro de Defensa, Guillermo Botero, era necesario. “Conozco al ministro hace mucho, pero no ha hecho una buena gestión y era necesaria esa discusión, para ver las directrices que se le están dando al Ejército”.

De igual manera habló del problema de narcotráfico en el que se encuentra Colombia, “tenemos que enfrentar el narcotráfico, de eso no hay duda. Necesitamos que se atienda este fenómeno, la sustitución de cultivos y los proyectos productivos”.

Adicional a eso, mencionó varios aspectos en los que las cosas no están funcionando muy bien, por ejemplo, la economía, “hay incertidumbre entre los empresarios. Gerente del Banco de la República es acertado al sugerir que la polarización influye en el desarrollo económico”.

Asimismo habló del “Pacto Nacional”, “no tenía sentido que plantearan un acuerdo que no tenía en cuenta un montón de partidos de oposición, muchos de los electores no se identifican con partidos políticos tradicionales y sería desconocerlos”.

Finalmente, el profesor arrojó su veredicto, “yo le pondría 2.5 a la gestión del presidente” pero afirmó que con mucho esfuerzo el actual mandatario de los colombianos puede mejorar esa calificación.

“El acto más potente de un líder es a quiénes escoge y tiene que trazar la línea. Tiene que decir ¿para dónde vamos? Lo fácil es echarle la culpa al gabinete” puntualizó.