Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Sacerdotes señalados de casos de pederastia en Bogotá podrán ser suspendidos

La Arquidiócesis de Bogotá implementó un protocolo de atención a víctimas menores de edad y de investigación en casos que involucren a sus miembros.

Sacerdotes señalados de casos de pederastia en Bogotá podrán ser suspendidos. Foto: Colprensa

Los sacerdotes de Bogotá ya tienen en sus manos un protocolo, elaborado por la Arquidiócesis, en el que se establece que si alguno de ellos llega a ser señalado de un presunto caso de pederastia inmediatamente el cardenal, Rubén Salazar, deberá promover una investigación preliminar canónica y poner en conocimiento de la Fiscalía los hechos.

"El cardenal cuando sepa información sobre un sacerdote, presunto agresor en la Arquidiócesis de Bogotá, inmediatamente inicia la investigación preliminar canónica, que tiene que hacerse. Segundo, informará a la autoridad civil y tercero, ordenará a nuestra Oficina de Buen Trato que comience el acompañamiento psicosocial y espiritual de la víctima y del agresor", declaró el obispo auxiliar de la Arquidiócesis, Luis Manuel Alí, quien además confirmó que en 2018 atendieron el caso de un sacerdote y de un profesor. 

En la etapa de la investigación preliminar, la Iglesia podrá ordenar una medida cautelar de suspensión contra el sacerdote. "Se le retira al sacerdote su licencia, por un tiempo, mientras se hace toda la investigación y se establece cuál es la responsabilidad que tiene la persona sobre estos hechos(...)(...)se manda esta documentación a Roma para que, por medio de la Congregación de la Doctrina de la Fe, defina entonces qué va a pasar con este sacerdote", agregó Alí.

El nuevo protocolo, pionero en Bogotá, no sólo atenderá casos en los que se vean involucrados sacerdotes: también cualquier tipo de abusos en colegios e instituciones educativas adscritas a la Iglesia en Bogotá y otros casos que ocurran por fuera del ambiente eclesial.

Los sacerdotes que sean suspendidos podrán ser conducidos a casas "donde no pueda ejercer su ministerio sacerdotal, especialmente con menores de edad", explicó el monseñor.