• Actualizado 17 Ene 2022 01:51

Sigue La WSigue La W

Actualidad

Testimonio sobre irregularidades en 'Negro', la sala de interceptaciones en la Policía

Fiscalía investiga denuncias sobre presunta manipulación e interceptación de líneas a narcotraficantes, para extorsionarlos y cobrar recompensas.

Según su testimonio, algunos uniformados filtraban información y "chuzaban" teléfonos para conocer operativos antinarcóticos y cobrar recompensas.. Foto: Getty Images

Según su testimonio, algunos uniformados filtraban información y "chuzaban" teléfonos para conocer operativos antinarcóticos y cobrar recompensas.. Foto: Getty Images(Thot)

En la Fiscalía Anticorrupción, reposan las carpetas sobre presuntas irregularidades en la sala de interceptaciones en la dirección antinarcóticos de la Policía Nacional conocida como ‘Negro’. Se trata de un grupo especializado con financiación británica, creado para realizar labores de inteligencia contra el narcotráfico.

Sin embargo, de acuerdo a un testimonio conocido por Sigue La W en poder de la Fiscalía, un expatrullero de la institución confesó haber participado en hechos irregulares y salpicó a varios de sus superiores en lo que sería una fachada para interceptar líneas telefónicas de narcotraficantes y contrabandistas, pero no con el fin de procesarlos judicialmente, sino supuestamente, para extorsionarlos.

El testimonio

El relato del expatrullero de la Policía se realizó en 2018 y se menciona al exjefe de contrainteligencia de la institución Carlos Martínez, entre otros de sus superiores, como se lee en su declaración bajo la gravedad de juramento:

“El señor Mayor Quitián llegó al Grupo de Inteligencia de la Diran en el año 2014, a la Sala Negro, esa sala es de interceptaciones categoría A, maneja un tope de líneas telefónicas que pueden ser 2500 más o menos, de los diferentes operadores, en esa sala se manejan de 12 a 18 casos, de solo narcotráfico, los casos importantes denominados de relevancia que eran de movimientos de altas cargas de cocaína, los manejaban hombres de confianza del Mayor Quitián (…)  ellos sí se prestaban para el manejo de las líneas y de las incautaciones que se hacían por medio de líneas y las reportaban como si fuera por medio de fuentes humanas, eran líneas que hacían parte de casos”.

De acuerdo al expatrullero, las interceptaciones dejaban en evidencia planes para el tráfico de droga, información que hacían firmar por terceros, catalogados como fuentes humanas que delataban las estructuras delictivas, procedimiento que era irregular.

Le puede interesar:

"Arrojaban resultados como por ejemplo la incautación de media a una tonelada de cocaína y después las pasaban como si fueran resultados dados por fuente humanas cuando no era así, todo el mundo sabía pero nadie decía nada ellos legalizaban eso de la siguiente manera: hacían la incautación se pedía informe de PIPH y el informe de policía judicial con el respectivo álbum fotográfico, y teniendo esto, se la pasaban al intendente Galeno que era el administrador de la sala Negro o años atrás la señora comisario Betsy, de ahí ellos hacían otro documento, más o menos un informe de fuente humana, esos informes los conocía el mayor Quitián, de ahí buscaban una fuente humana que les firmara para ellos poder reclamar la recompensa, eso lo hacía el intendente en jefe Julio Arley Rodríguez, en algunas ocasiones los informes los redactaba el mismo mayor Quitián junto con el coronel Martínez, aclarando lo anterior, cada coronel que estuvo en la unidad tenía conocimiento de lo que se hacía, durante mi permanencia estuvieron cuatro coroneles, de nombres Fabio García, Coronel Mejía, coronel Juan Carlos Rojas, y el coronel Martín que es el actual que es conocido como el diablo".

Estos son otros apartes de la declaración en poder de la Fiscalía:  

"El siguiente proceso lo hacía el intendente Giovanny Alexander Miranda, el verificaba que los documentos estuvieran completos y que se cumpliera con el protocolo, para poder cobrar el dinero, obviamente con el conocimiento de coroneles, estas actuaciones venían desde el año 2014, y me entero porque una vez estaba en la sala de juntas del tercer piso y estaba una persona encapuchada, donde escuché se hacía entrega de 500 millones de pesos en efectivo en billetes de 50 mil, después salen del edificio y lo escolta hasta cierto punto que la persona quería y ya después se enteraba uno por otras personas que se inacutaba el estupefaciente g ok pasaban por fuentes humanas para poder reclamar recompensas.

Desde ese año empiezo a ver ese manejo de dineros, la información valiosa de este tama la pueden encontrar ustedes en la parte de recompensas que maneja el intendente Julio, ahí tiene que estar toda la documentación operacional ellos tienen que tener un archivo de las operaciones que se han realizado, por otro lado el intendente aguovanny es la persona encargada de los soportes de pagos de recompensas de las operaciones, el año más relevante para estas irregularidades fue el 2015 y 2016,que tengo yo conocimiento por lo que escuchaba en el grupo, empezó con una incautacion de 500 kilos de cocina en Buenaventura, eso fue entre octubre y diciembre del 2015, donde se hicieron pruebas de PIPH, porque la sustancia estaba impregnada con carbón motivo por el cual no arrojaba bien el PIPH, ese caso lo manejó el intendente Elíseo Tarazona, él fue el que manejó las líneas, en ese caso tengo entendido que se pagó recompensa por esa incautacion y todo fue a través de líneas.

Otro caso fue en el año 2015 más o menos desde mitad de año a octubre de un caso donde yo estuve involucrado fue una tonelada que se incautó en Vichada, no estoy bien seguro, hubo tres capturas, eso fue en un barco ese caso lo manejo el patrullero Pérez por líneas, la información la aportó el patrullero de La Hoz, él manifestó que el intendente Galeano estaba realizando un informe junto con el coronel Martínez para reclamar el pago de recompensas, ese patrullero de la Hoz, escuchó todo ese tema.

Otro caso fue la incautación de 600 kilos también en Vichada, también el caso del patrullero Pérez, se incautan 600 kilos en una embarcación donde estuvo presente el mayor Quitián y de igual forma se realiza un informe sobre fuente humana, quiero aclarar que el mayor Quitián en las reuniones hacia claridad que él quería era casos de incautación de más de 500 kilos, siempre manifestó eso en las reuniones, no sólo a mí eso fue con varios (…) Hubo un caso especial de 9 toneladas que lo llevaba el patrullero Carlos Arturo Torres, en el año 2015 o 2016, el incautó 9 toneladas en Turbo Antioquia, él también puede aclarar si ese caso fue pago o no, pero ese caso también fue por líneas, casi todos esos casos son por líneas, las personas que he mencionado en esta entrevista pueden dar fe de todas y cada una de las incautación, por ende pueden dar fe de lo que estoy narrando, hay otro caso en el cual el señor mayor Quitián colaboró junto con el patrullero Valero conocido como el Chato quien en un principio llevaba el caso feliz, donde se vio inmerso un familiar del mayor Quitián, el cual fue capturado en Santander con droga. Posteriormente fue revelado por el patrullero Iván Leonardo Pachón quien desvío la investigación por orden del mayor Quitián”

Versión de la Policía

La Dirección Antinarcóticos de la Policía negó haber encontrado irregularidades en la Sala Negro, después de dos auditorías hechas en la entidad en 2018 y 2010.

Esta Dirección ha venido aportando toda la información requerida por parte de la Fiscalía General de la Nación con el propósito de dar absoluta claridad a este caso”.

La entidad agrega que sobre un presunto envío de información reservada a organizaciones criminales, “la misma Policía Nacional capturó el 3 de abril de 2017 a un expatrullero de la institución por los delitos de concusión y revelación de secreto, el cual fue puesto a disposición del ente acusador”.

El expatrullero señalado sería el mismo que dio la declaración bajo la gravedad de juramento reconociendo su participación en estos hechos irregulares, pero también entregando nombres de presuntos uniformados involucrados, que a la fecha, se desconoce si fueron investigados.

La Fiscalía investiga si hubo o no malversación de gastos reservados para recompensas por delatar redes del narcotráfico, afectando los recursos de cooperación internacional en la lucha contra las drogas, y si incluso hubo manipulación de horas de vuelo de los pilotos y contratos para la compra de repuestos de aeronaves, en lo que sería una red de corrupción. 

El siguiente artículo se está cargando

Escucha la radioen directo

W Radio
Directo

Tu contenido empezará después de la publicidad

Programación

Señales

Elige una ciudad

Compartir

Más acciones

Suscríbete

Tu contenido empezará después de la publicidad