Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Inició demolición de lujosas mansiones en cerros de Bogotá

Las construcciones ilegales en el sector del Bagazal fueron denunciadas por la W Radio.

Demolición de viviendas en zona protegida. Foto: CAR Cundinamarca

Durante 4 meses, se desarrollará la demolición del predio Bambú, de unos 4 mil metros cuadrados en el sector del Bagazal, construido en zona de restauración de la reserva forestal protectora del  Bosque Oriental de Bogotá,  está es  la primera medida de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca CAR en demoliciones en área protegida.

La construcción, a pesar de que fue sancionada con orden de demolición en el año 2016, no fue cumplida por el propietario, por lo que la autoridad ambiental, tuvo que apropiar una reserva presupuestal para asumir el proceso de demolición, previo a garantizar el debido proceso y el derecho a la defensa de los dueños del inmueble.

(Le puede interesar: Libre empresario tras edificación ilegal en los cerros orientales)

El valor de este procedimiento es de  $575.261.716, costo que deberá ser asumido por la constructora responsable de adelantar dicha obra ilegal en suelo protegido, y tiene como objeto la ejecución de obras de desmantelamiento, demolición  y retiro de la estructura tipo vivienda en obra negra y muros marginales de la quebrada que atraviesa el predio Bambú ubicado en la calle 76 No. 2-60 este lote 11, en zona de restauración.

“Nuestro mensaje a los ciudadanos es que entiendan que persistiremos en la conservación y preservación de nuestros ecosistemas; por eso, no vamos a permitir que se sigan afectando nuestros recursos naturales”, sostuvo Néstor Guillermo Franco González, director general de la CAR Cundinamarca.

(Escuche en W: "Propietarios de mansiones en los cerros orientales han desafiado todo control")

Normativa
La sentencia del Consejo de Estado, cuya segunda instancia fue del 5 de noviembre de 2013, ordena a los propietarios, poseedores y tenedores de predios ubicados en la Reserva Forestal Protectora “Bosque Oriental de Bogotá” y en la franja de adecuación, “abstenerse de realizar conductas que perjudiquen el área protegida, así como a los curadores Urbanos de Bogotá, observar en forma estricta la normatividad ambiental; abstenerse de conceder nuevas licencias, autorizaciones o permisos, que faciliten el desarrollo urbanístico o de construcción en el área de la reserva forestal protectora”.