Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

Grupo de manifestantes pide, ante embajada brasileña en Madrid, la renuncia de Bolsonaro

Los protestantes piden que el mundo se una en presión para que desde el gobierno de ese país se tomen medidas eficaces para controlar el incendio en la amazonía.

Decenas de manifestantes pidieron la dimisión del presidente brasileño, Jair Bolsonaro, en una protesta convocada por los grupos Extinction Rebellion España (XR) y Fridays For Future (FFF) frente a la embajada de Brasil en España debido a los incendios forestales en la Amazonia.

“Estamos reclamando al gobierno de Brasil que tome medidas para apagar al incendio, que lleva más de dos semanas” dijo en entrevista a Efe Alejandro Martínez, miembro de FFF, red internacional iniciada por la joven estudiante sueca Greta Thunberg.

Martínez agregó que están buscando que "que se produzca una presión internacional para que Brasil tome medidas" para proteger la selva del Amazonas, que aporta el 20% del oxígeno del mundo y se considera uno de los "pulmones del planeta".

(Lea en W: Bolsonaro acusa a Macron de actuar con “mentalidad colonialista”)

“Estamos en defensa directa de la vida. Lo que está se llevado a cabo en el Amazonas es un acto no solo de un incendio, sino un ‘ecocidio’, un genocidio de los indígenas que ahí residen”, declaró Nádia Barrasa Fernandez, miembro de XR, un movimiento ambientalista que surgió en Londres y ha alcanzado relevancia internacional.

Barrasa expuso que la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio de Estados Unidos (NASA, por sus siglas en inglés) tiene imágenes que muestran que "toda América Latina se está quemando".

Martínez y Fernandez también exigieron una “postura crítica” a los gobiernos de Europa, sobre todo en un momento en que la Unión Europea (UE) discute la ratificación de un acuerdo comercial con el Mercosur, conformado por Brasil, Argentina, Uruguay y Paraguay.

(Lea en W: Cinco datos que debe conocer sobre el Amazonas)

En un informe difundido este martes, el Instituto Nacional de Pesquisas Espaciales (INPE) precisó que entre el 1 de enero y el 18 de agosto ha registrado 71.497 focos de incendio en el país y que un 52,5 % se sitúan en la región amazónica.

Además, añade el reporte, nubes de humo provenientes de la floresta se extendieron sobre importantes ciudades, como Sao Paulo.

Los manifestantes ocuparon toda la acera y parte de la calle frente a la embajada brasileña, en la calle Fernando el Santo del centro madrileño, donde exclamaron, entre otras consignas, “no es fuego, es capitalismo” y “no es mentira, está cambiando el clima”.

Según los organizadores, cerca de 200 personas se concentraron en el lugar, donde también se veían carteles con leyendas como “Boicot Brasil”, “Bolsonaro, tus políticas de desarrollo destruyen la vida” y “Nuestra casa está en llamas”.

“Como brasileña, siento la responsabilidad de amplificar esa denuncia. Porque todo el mundo es afectado, no sólo mi país, donde está mi familia” afirmó la actriz brasileña Elizabeth, quien pidió movilizarse mundialmente.

(Le puede interesar: Hay recursos, pero no había voluntad para combatir el fuego en Amazonas: Adriana Ramos)

Los grupos que convocaron la protesta preparan una carta abierta para entregar al embajador de Brasil en España y Andorra, Pompeu Andreucci Neto, en la que exigen al gobierno brasileño que “diga la verdad sobre la situación de extrema gravedad ecológica y climática” y que “se actué de forma urgente y coherente”.

Aunque se buscó una declaración, la Embajada de Brasil no se manifestó hasta el cierre de esta nota.

Otras protestas se convocaron frente a los consulados de Brasil y plazas públicas de ciudades españolas, como Barcelona, Málaga, Lugo, Sevilla, Valencia, Salamanca y Zaragoza.

(Vea en W: [Video] Amazonas en llamas, las imágenes de cómo arde el pulmón del mundo )

El pasado 13 de agosto, Extinction Rebellion ya había organizado una primera manifestación frente a la embajada de Brasil en Madrid, y en otras diez ciudades del mundo.

En una nota de prensa divulgada este viernes, el grupo activista dijo que, si el gobierno brasileño no contesta públicamente, o hace una reunión presencial, seguirá protestando.