Escuche ahora

La W

con Julio Sánchez Cristo


Síguenos en:

Ciudades

Selecciona tu emisora

El mercado no se cerró y de ahí salieron muchos casos: exdirector de Salud de Cartagena

Álvaro Fortich dijo que presentó medidas de control, contención y movilidad ciudadana que no fueron escuchadas.

Álvaro Fortich renunció a la dirección del Departamento de Salud de Cartagena el pasado 12 de mayo. Foto: Cortesía

Álvaro Fortich renunció a la dirección del Departamento de Salud de Cartagena el pasado 12 de mayo. En entrevista con La W, el exfuncionario comentó que presentó medidas de control, contención y movilidad ciudadana que no fueron escuchadas por el alcalde William Dau, por lo que decidió apartarse del cargo.

“La secretaría de Salud es técnica y nosotros presentamos propuestas basadas en el reglamento sanitario internacional y sintonizadas con el Ministerio de Salud, para que el mandatario las acogiera, yo empecé a presentarlas y me tocó hacer ciertas fuerzas para que se cumplieran”, expresó.

Sobre los choques con el alcalde Dau, que lo llevaron a dimitir en medio de la crisis, señaló que empezaron cuando dejaron de escuchar sus propuestas. “Yo no estaba de acuerdo con que se abriera tanto el espacio a salida de ciudadanos en la ciudad. No se podían flexibilizar tanto las medias para Cartagena”, dijo.

Ante las cifras del coronavirus en esa ciudad, donde ya se llegó a los 874 casos positivos y 51 muertos, Fortich señala que la situación es preocupante porque aún no se da la contención de ciertas zonas de mercado con alta afluencia de compradores y vendedores, como el mercado de Bazurto, central de abastos de la capital e Bolívar, donde se mueven entre 5.000 y 10.000 personas diarias.

Nunca se alcanzó a cerrar – el mercado de Bazurto- medida que yo sugerí en un consejo de gabinete. Es el sitio central donde mayor se mueve población de alto riesgo y de ahí salieron muchos casos también. Hay muchas colas, cientos de colas en muchas partes y sin intervención para el control social, eso no aguante en ningún lugar del mundo. Ahí miramos a Bérgamo y a Guayaquil. (En Cartagena) tenemos que hacer un freno urgentemente”, explicó.

Lea en La W: